El Camino de Ronda de Salou: una auténtica joya junto al mar

Una de las joyas más recientes y espectaculares de nuestra destinación es, sin lugar a dudas, el Camino de Ronda. Este sendero de casi 6,5Km recorre la costa de nuestra ciudad desde el monumento de Pilons hasta Replanells (2km) y, mediante los caminos originales (4,5km), hasta el Faro de Salou. En su punto más elevado, el recorrido se alza 77 metros sobre el nivel del mar regalando así unas vistas privilegiadas a jóvenes y mayores.

En su primera parte –si comenzamos por Pilons–, el Camino de Ronda nos ofrece un auténtico espectáculo visual: la “vela” que forma el monumento creado por el artista Antoni Rosselló simboliza la unión de la tierra, el mar y el viento, y refleja a la perfección el carácter de Salou. Desde este punto, habitantes y turistas podrán contemplar los mejores atardeceres de la Costa Daurada.

Si seguimos el Camino en dirección norte, nos encontramos con una pasarela de madera que parece flotar por encima de las olas mientras resigue la costa de Salou. Enseguida descubrimos, escondida de las inclemencias, la Cala Capellans, de 209 metros, una de las más populares de Salou, que hay que cruzar para continuar por la segunda parte del Camino de Ronda.

Mientras nos encaramamos a los acantilados que recorren nuestro litoral, descubrimos la zona más tranquila del Camino de Ronda. La altura en este punto nos regala una vista casi de pájaro del Mar Mediterráneo. De aquí, avanzamos en dirección a la pequeña Cala Llenguadets, de solo 61 metros. Poco después, y mientras el Camino sube nuevamente por la roca blanca de la costa, llegamos a playa Llarga, de 646 metros.

Así pues, si buscas una destinación que combine las mejores playas, gastronomía y oferta lúdica de la Costa Daurada, tu lugar es Salou. Y si además quieres enamorarte de nuestra ciudad, entonces no puedes perderte el Camino de Ronda.