Passeig Jaume I, la arteria principal de Salou

Pocos lugares como el Passeig Jaume I de Salou se transforman tanto durante el día. Probablemente por este motivo es un escenario muy querido por los habitantes de Salou y también por los turistas que visitan la capital de la Costa Daurada. Y es que el Passeig evoluciona a lo largo del día, a medida que los rayos del sol lo calientan.

De buena mañana, cuando la luz cálida del sol empieza a despuntar, es el escenario ideal para correr. Si os gusta capturar quilómetros, os recomendamos calzaros las zapatillas para descubrir el Passeig Jaume I, mientras escucháis la fantástica banda sonora de las olas del Mediterráneo que acarician la dorada arena de la playa de Llevant.

3.Passeig_Jaume_I

Durante las primeras horas del día, el Passeig Jaume I es un hormigueo de vida. Las majestuosas palmeras son la mejor protección solar para los peatones que recorren esta arteria principal de la fachada marítima de Salou que, a medida que el día se acaba, se viste de fiesta para acoger a aquellos que pasean en búsqueda de la fresca marinada.

De noche, no os penséis que la gente lo olvida, ¡al contrario! Porque en el Passeig Jaume I se encuentran las fuentes ornamentales. Por ello, durante el verano, pequeños y no tan pequeños pasean por este lugar para, entre bocados a sus helados, refrescarse por los recorridos que proponen los surtidores de agua, de entre los cuales destaca la Fuente Cibernética o la Luminosa.

2.Passeig_Monument_Jaume I

Un lugar con historia

No os olvidéis que el Passeig Jaume I de Salou es un lugar con historia. Seguro que las tropas comandadas por Jaume I y capitaneadas por los nobles catalanes anduvieron por este lugar cuando zarparon hacia Mallorca. Esto sucedía en el año 1229 y en conmemoración de la efeméride, desde 1965, la figura del monarca catalán creada por el arquitecto Salvador Ripoll y esculpida por Lluís Maria Saumells, preside el paseo desde una posición privilegiada.