El faro de Salou, un camino que bordea el mar

Un soplo de brisa marina nos envuelve cuando recorremos el camino de ronda, de unos 300 metros, que rodea el faro de Salou. El camino, abierto al público desde este mes de septiembre, permite al visitante prácticamente tocar el agua y disfrutar de un entorno natural de gran belleza, al abrigo de la costa abrupta, alejado del ruido de la capital de la Costa Daurada .

El faro de Salou, inaugurado en abril de 1858, dispone de una torre central de color rojo que aún hoy ejerce de faro. Anexo se encuentra otro edificio que había sido ocupado por el ingeniero y el torrero. En la actualidad, el camino de ronda rodea por la costa toda la construcción que está encerrada en el interior de un perímetro de protección.

La restauración del lugar se ha realizado de una manera muy respetuosa con el entorno natural. Así, se pueden ver plantas autóctonas como la esparraguera, el pino blanco, el lirio de mar, el agave o el cerrillo, entre otros. Asimismo, tres miradores distribuidos a lo largo del recorrido permiten detenerse y disfrutar de la Costa Daurada con todo su esplendor. Uno de los más singulares es el mirador sur, desde el que se divisan la Sierra de la Llaberia. En este punto también se puede disfrutar con la visión de la veintena de aves marinas que frecuentan este lugar.

IMG_1023

La construcción del faro de Salou fue fruto del azar. Aunque inicialmente no se había proyectado ningún faro en el entorno del golfo de San Jorge, la infraestructura se realizó después que obras para dotar de luz en la zona del dique del Puerto de Tarragona avanzaban muy lentamente. La decisión se tomó a mediados del siglo XIX, aunque el proyecto inicial fue desestimado al considerarlo excesivamente caro, relata Miguel Angel Sanchez Terry, torrero de faros.

El faro de Salou fue encendido, por primera vez, el 1 de abril de 1858 y disponía de una luz blanca alimentada por aceite de oliva, que podía divisar desde 14 millas. Dos torreros eran los encargados de hacerlo funcionar. Después, a medida que pasaron los años, la tecnología se fue implementando el faro que, aún ahora, día tras día, ilumina el golfo de San Jorge de la Costa Dorada.


Horarios

Apertura: a les 10 de la mañana

Cierre: después de la puesta del sol

Precio

Gratis